RESILIENCIA es un proyecto que aboga por la cultura de la denuncia ante la violencia sexual y criminalización femenina en México. Para este proyecto trabajé con seis mujeres que ejercieron una denuncia y solicitaron asesoría legal y psicológica en el Centro de Justicia para la Mujer en Jalisco. A ellas les fueron comisionadas seis piezas de cerámica para su rompimiento, como finalización y símbolo de resiliencia ante los incidentes enfrentados.  Las piezas fueron restauradas en la técnica japonesa Kintsugi  y preparadas con tinta conductiva, sistema con sensor capacitivo y bocina para su funcionamiento interactivo: cuando un cuerpo se acerca a cinco o menos centímetros de la pieza, activa el sonido de su propia ruptura.

 

 

 

 

 

 

2019 © Ana Paula Santana