RESILIENCIA : portar una vestidura de oro. 

Un proyecto que aboga por la cultura de la denuncia sobre la violencia sexual en México. 

  

 

I

ORIGEN 

Creación de vasijas

 

En la primera etapa del proyecto se producen vasijas en cerámica de alta temperatura. El símbolo de la vasija representa la matriz, el origen. En nuestra tradición ancestral las vasijas son contenedores de agua y comida, y han existido en el mundo femenino como guardianas de vida.

 RESILIENCE : from the scars a golden river. Resiliencia is a project that encourages the culture of denunciation and ponders over the female sexual violence in Mexico.

 I - ORIGIN - In the first stage of the project, high temperature ceramic vessels are produced. The symbolism of the vessel represents the womb, the origin. In its ancestral tradition the vessel is a container for food and water, a keeper of life.

         

 

            III

RESILIENCIA

Reconstrucción de vasijas

 

En la tercera etapa se reconstruí las vasijas usando Kintsugi, técnica ancestral japonesa que repara la cerámica con resina y polvo de oro. Esta etapa – Resiliencia -  es el estado de aceptación y enfrentamiento hacia la hostilidad y la violencia. Una enmienda dorada de empoderamiento y valentía que simboliza una forma de  resistencia pacífica mediante formas estéticas y de pensamiento.   

 

 

 

Las vasijas se restauran introduciendo un microsistema sonoro dentro de la pieza, combinando la técnica tradicional del Kintsugi con nuevos materiales para lograr una total conductividad entre las cicatrices y el sistema, entre forma y contenido. El microsistema se activa cuando el escucha acerca sus manos a cinco centímetros de la pieza, la cual reproduce el sonido de su propia ruptura.

  

  

 

 

Comencé a pensar Resiliencia a partir de la inquietud por trabajar con el constante sentimiento de inseguridad y amenaza que experimentamos las mujeres mexicanas. En nuestro país cada mañana leemos noticias sobre feminicidios, secuestros y violaciones de mujeres que son víctimas del estado de inseguridad en el que vivimos. Las noticias pasan impunes, como pasan los sucesos que más duelen sosegados, aquellos que se olvidan en el eco de la indiferencia de todos.  

Quise pensar que hay algo que podemos hacer  - nosotras mujeres - para defender nuestra integridad física y moral e intentar conducir al cambio. Y creo que el comienzo de ese cambio es la enunciación, exponer la voz quebrada. No dejar que la voz se haga eco, ser la voz primera que grita en diversas tonalidades. Denunciar.

­­

El 91% de los casos de violencia sexual no son denunciados en México. El otro 9% son mis heroínas. Son las mujeres que deciden tomar el dolor como arma, que hacen un pacto de libertad y amor con ellas mismas y, sin saberlo, con todas las mujeres mexicanas de hoy y mañana. Son las mujeres que cantan con la voz quebrada el son más hermoso de todos: el de nuestro cuerpo como templo.

Este proyecto es para dar gracias a estas mujeres, rendir tributo a su coraje, su valentía, a su fuerza femenina y al amor incondicional que busca ser libre. A todas ustedes, gracias.

 

 

 

 

 

­

 

 

 

 

 

           II

RUPTURA

Ruptura de vasijas 

 

En la segunda etapa trabajé con seis mujeres que fueron victimas de violación sexual y ejercieron una denuncia; estas seis mujeres rompieron cada quien una vasija. . Este segundo momento del proyecto se interesa por el trabajo psicológico y la toma de acción de las mujeres ante su realidad inmediata, por ello, previo a la ruptura de las vasijas realizamos en el Centro de Justicia para la Mujer Jalisco un taller donde reflexionamos alrededor de ejemplos de resiliencia en el arte, así como la enseñanza del  Wabi-sabi, filosofía japonesa que busca la belleza en la imperfección. El acto de ruptura de la pieza cerámica en este proyecto no intenta simbolizar un acto violento de venganza o rencor, al contrario, es un acto de aceptación con el cual se representa la carga y el sufrimiento que una mujer violentada sexualmente lleva consigo. La ruptura es el momento de denuncia, de liberación: el comienzo de la resiliencia.

II - RUPTURE - In the second stage I worked with six women who were victims of rape and had the courage to make a denouncement; this work was done in collaboration with the Justice Center for Women Jalisco. This second moment of the project is interested in the psychological work and the action taking of the women in their immediate reality. The act of rupture symbolizes the moment of denunciation, of liberation: the beginning of resilience.

 

 

III - RESILIENCE - In this third stage the vessels were rebuilt using the Japanese technique Kintsugi. A golden amendment of empowerment and courage that symbolizes a form of peaceful resistance through aesthetic and reflexion. The vessels are restored and a micro sound system is introduced inside the piece, combining the traditional technique of Kintsugi with new materials to achieve a total conductivity between the scars and the system, between form and content. The microsystem is activated when the listener closes his hands within five centimeters of the piece, which reproduces the sound of its own rupture.

     

 

 ___

I started to think Resilience project based on the concern to work with the constant feeling of insecurity that we, Mexican women, experience all the time. Every morning I read the news about femicide, kidnapping and rape of women who are victims of the state of insecurity in which we live. All those news passed unpunished, as happens with the most painful events, those who are forgotten in the echo of the indifference of all.

I still wanted to think that there is something that we can do to defend our physical and moral integrity and try to lead to change. And I think the only way is to speak about it, the only way is to expose the broken voice. Not letting the voice become echo. Being the voice that shouts in different tones. To denounce.

91% of cases of sexual violence are not reported in Mexico. The other 9% are my heroines. These are the women who decide to take pain as a weapon, who make a pact of freedom and love with themselves, and without knowing it, with all the Mexican women of today and tomorrow. These are the women who sing with the broken voice the most beautiful melody of all: the one that reveals our body as a temple.

The intention of this project is to thank those brave women, pay tribute to their courage, their grittiness, their feminine strength and their unconditional love that seeks to be free. To all of you, thank you.

 

Ana Paula Santana

-

 

 

 

 

TEXTOS / PRENSA

 

Sobrevivir, sanar, resistir

Notas alrededor de Resiliencia.  Por Juan Pablo Ruíz Núñez.

And so their scars turned to gold 

The Museum of Portable Sound’s Cristina Sousa Martínez interviews Mexican artist Ana Paula Santana about her upcoming sound art installation Resiliencia.

AGRADECIMIENTOS

 

Gracias María de la Luz, Aiden, Mónica, Elena, Rocío y Fanny por hacer de sus cicatrices un río de oro.  A todos los creadores, profesionales y artistas que compartieron su conocimiento y su tiempo para dar vida a este proyecto. Todo mi agradecimiento a los ceramistas Marina Santana, Delia Marina González, Adrián Guerrero y Francisco Padilla por compartir sobre técnicas y materiales cerámicos. Gracias a Emilio Gómez Ruíz por sus investigaciones sobre materiales conductivos aplicados en cerámica. Por su talento y maestría en el Torno al maestro Roberto Guevara, a quien se le puede contactar en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  y en Tonalá, Jalisco. A Miguel Mesa y a Édgar Mondragón de Blanco RM por colaborar con su inventiva en circuitos electrónicos. A Roxana Anaya por entender este proyecto con su corazón empático y su ojo cinematográfico. A Kiyo Gutiérrez por sus referencias arqueológicas.  A Zulema Carrillo, Antonio Hernández y a Araceli Martínez del Centro de Justicia para las Mujeres Jaliscogracias por realizar una labor tan necesaria y gracias por abrir las puertas para trabajar juntos. A Juan Pablo Ruíz Núñez por su agudeza en ideas.  A Santiago Carrillo por crear embalajes perfectos. José Antonio Santana y al equipo de Centro Gráfico del Valle. Fernando Vigueras y a Juan Pablo Villegas por sus consejos y apoyo, y en especial agradezco a Manrico Montero por asesorar este proyecto.

Resiliencia es un proyecto beneficiado por el programa  Fonca Jóvenes Creadores edición 2016 - 2017.     

 

2017 © Ana Paula Santana